miércoles, 9 de abril de 2014

LOS PARTIDOS POLITICOS Y LAS MIGRACIONES EN ESPAÑA



Desde antes del nefasto 6 de febrero, los medios de comunicación masiva han venido insistiendo en la "amenaza" de la migración, mejor dicho en la "amenaza" que suponen los inmigrantes, principalmente las personas que vienen del sur de África.  Como recordamos, el 6 de febrero de 2014, quince personas murieron en su intento de saltar la valla de Ceuta para poder ingresar a España. La acción inhumana de la policía española y la marroquí, utilizando balas de goma y la llamada "devolución en caliente" pudieron ser la causa de esas muertes. A partir allí, los medios de comunicación y los partidos políticos han visto a los inmigrantes de diferentes manera. El  Partido Popular avalando el accionar de la policía y los estamentos estatales, el PSOE pidiendo inicialmente investigación y responsabilidades que luego se fueron diluyendo hasta casi desparecer de su discurso; Izquierda Unida ha condenado los sucesos en Ceuta y ha llamado a un "encuentro con las migraciones", UPyD casi no habla de inmigración y los partidos emergentes (Podemos p.e.) se manifiestan a favor de la inmigración y los inmigrantes.
Pero el discurso desde los partidos políticos progresistas, sigue siendo de victimismo, los inmigrantes seguimos siendo "fenómeno" (como escuché decir a una dirigente de izquierdas el domingo último). En medio de la buena intención de los partidos, se dejan por el camino el enorme aporte de los inmigrantes a la sociedad española y al sueño de un mundo mejor. Parece que los inmigrante solo somos víctimas del sistema y necesitamos la "ayuda" y "cobertura" de las buenas personas e instituciones que nos cobijan y quieren escucharnos.
Por otro lado, el discurso desde los colectivos de inmigrantes sigue siendo vago e impreciso, más de protesta y NOs, que de propuesta de políticas públicas. En ese escenario, se hace urgente debatir profundamente acerca de la situación de las personas inmigrantes, su aporte a la sociedad española, las vías necesarias para una integración con derechos plenos, las políticas, leyes, programas y proyectos que se requieren para una convivencia normalizada, como premisa para la construcción de sociedades justas.
La exclusión sanitaria, los Centros de Internamiento para Extranjeros, los desahucios y un largo etcétera que padecemos los inmigrantes principalmente los "indocumentados" deben abordarse como problemas no de la inmigración, sino de la construcción de un país justo en el que inmigrantes y españoles necesitamos vivir. La vigencia de los derechos para todos y todas debe ser un paso necesario en la construcción de ese nuevo país.


No hay comentarios: