domingo, 31 de marzo de 2013

NUECES PARA EL AMOR




 El año 2000 se estrenó una película argentina-española, cuyo título es el mismo del presente artículo. Se dice que las nueces son afrodisíacos eficaces para los amantes; pero lo que queremos comentar en esta oportunidad no son sus atributos vigorizantes, sino, hacer un símil entre esta película y lo que vemos en el accionar de los dirigentes y activistas de los movimientos sociales.

Una de las cosas interesantes que he notado en muchos activistas del movimiento asociativo y político de la inmigración, es su militancia en pareja; muchas parejas (esposos, novios, etc.) participan en el movimiento asociativo, principalmente en el latinoamericano. Esto me ha llamado mucho la atención, positivamente claro. Si algunos necesitan nueces para el amor, nuestros activistas necesitan el amor para continuar la lucha por un Mundo Nuevo, que duda cabe que ese mundo que se está gestando tiene al amor como componente principal; y no sólo el amor al prójimo, sino también el amor de pareja.

No es raro ver en las asambleas y movilizaciones a Nilton y Diana, Rigo y Laura, Carmen y Javi, Víctor y Alla, Jesús y María, Fausto e Ivette, Aldo y Rosa, Antonio y Norma, Lita y Pedro; y podríamos seguir. ¿Cuan importante es la  coincidencia ideológica en una pareja?, creemos que es de suma importancia, pues proyecta el amor de pareja a la sociedad, y se nota, pues la consecuencia de las personas que militan o activan en pareja es notoria y alentadora.

Aquí en España, donde vivimos los recortes no sólo presupuestales, sino también de derechos, aquí donde las diferentes asociaciones y partidos políticos han visto mermado su accionar y su participación, y eso es notorio; valgan estas líneas para reconocer a las parejas militantes en los diferentes colectivos, de diversas tendencias; creo que en estos momentos difíciles, son un pilar importante para luchar contra los recortes de derechos aquí y en nuestros países.

Gracias por hacer que el amor sea la nuez que aviva las luchas por un Mundo Nuevo.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

El amor mueve montañas y eso es lo que tenemos que hacer, mover esas montañas de la exclusion y de la xenofobia. Y si ese dar y demostrar amor se hace en pareja, cuanto mejor. Gracias Andres por tu mirada.

Carlos Pérez Garrido García-Flores dijo...

Me Encanta... Love & Live