jueves, 9 de octubre de 2014

¿QUE ES PODEMOS?

Programa Voces de Latinoamérica, Pepe Mejía, peruano militante en PODEMOS, nos habla de su experiencia en esta agrupación política. Además la situación de Cecilio Lòpez, espeleólogo español atrapado en una cueva en Perú; también, música y noticias. Comenten y compartan.

domingo, 21 de septiembre de 2014

VOCES DE LATINOAMERICA

A partir de hoy, todos las semanas compartiré en este espacio, el programa radial Voces de Latinoamérica, que dirijo y se emite todos los sábados a partir de las 15:00 horas (hora de España).
En el programa del Sábado 20 de Septiembre, hablamos de las fiestas patrias chilenas, de la historia de las mujeres del Cuá (Nicaragua), así del quehacer de los colectivos de inmigrantes en España, y todo esto con música latinoamericana.


miércoles, 3 de septiembre de 2014

Dos años de la Ley de Exclusión Sanitaria en España

El 1 de Septiembre de 2012, entró en vigencia el RDL 16/2012, por el cual, entre otras medidas, se excluye a las personas inmigrantes "sin papeles" de la atención sanitaria gratuita; salvo embarazos, niños y urgencias.

A dos años de esta nefasta medida, la que se justificaba por “la necesidad de recortes”, 800 mil extranjeros han visto retiradas sus tarjetas sanitarias, se han documentado, según Médicos del Mundo, más de mil casos de exclusión sanitaria, y al menos dos personas han muerto por no haber ser sido atendidas.

Hoy en los hospitales y centros de salud, se leen carteles como: “A partir del 01/09/2012, es obligatorio (en negritas y subrayado) presentar la Tarjeta Sanitaria para cualquier trámite o consulta”, esto evidentemente disuade a las personas “sin papeles” de asistir a los servicios de salud, agravándose sus dolencias y poniendo además en peligro la sanidad pública. Es decir el tan anunciado ahorro público, no lo es, por el contrario, se está abriendo una ventana a la saturación de los servicios de urgencias, y se constata una mayor marginación de un colectivo que ha venido a España para labrarse un futuro mejor y que aporta económicamente, vía los impuestos indirectos, a las arcas estatales.

La vulneración de derechos fundamentales como el derecho a la salud, ha traído también experiencias de desobediencia civil como el colectivo Yo sí Sanidad Universal, que además de llamar a la desobediencia al personal sanitario y a la población española, organiza grupos de acompañamiento que ha permitido a las personas inmigrantes sin permisos de trabajo y residencia, sentir que no están solas y que organizándose es posible visibilizar estos actos de exclusión y marginación.

Pero la exclusión sanitaria del RDL 16/2012 es sólo una parte de las medidas de recorte y privación de derechos que los gobiernos del PP y PSOE han venido implementando para ¨luchar” contra la crisis. Como con las privatizaciones, reforma laboral, educativa, etc. hay grupos beneficiados (los de siempre) y grupos afectados (también los de siempre). La reforma sanitaria es pues otro golpe más contra los pobres, pero también un motivo más para la organización, lucha y construcción de propuestas alternativas desde los pueblos.

martes, 3 de junio de 2014

Se va el Rey. Viva la República

Hoy la sorpresa ha sido la abdicación del Rey de España. Los noticieros nos bombardean con reseñas y virtudes del monarca, quien deja su trono a Felipe, su hijo.
Las plazas se han llenado de personas reclamando un referendum que permita a la población elegir entre monarquía y república. Quienes venimos de países sin reyes, pero con castas que dominan lo político y económico, todavía nos sorprendemos que un país en el siglo XXI, en la esfera de los más desarrollados del orbe, tenga como máxima autoridad un Rey.
La medida seguramente muy bien planificada (la próxima semana comienza el mundial de fútbol, todavía suenan los ecos de la elecciones europeas y el ascenso de las fuerzas de izquierdas en España, y en otros lugares el de la ultra derecha) traerá una bien montada operación mediática que nos hará creer que el Rey tuvo momentos muy acertados, que la última fase de su reinado fue cayendo en popularidad por acción de su yerno, que era un buen momento para abdicar, y que el príncipe es el mejor de los herederos reales que puede haber, que es muy preparado, que habla mil idiomas y que nunca ha dado muestras de corrupción; bueno y un largo etcétera que ya vamos viendo en la televisión, escuchando en  la radio y leyendo por la red.
Lo cierto es que eso de "el mejor preparado" ya da risa, sería el colmo que con todos los medios a su favor, no se prepare. A propósito, escuché en la radio a un comentarista que acertaba al decir "es lógico que el príncipe esté muy preparado, igual mi hija es la más preparada
de mi familia, pues es una cuestión generacional, la actual juventud es la más preparada que haya existido". Habría que agregar que la juventud actual no sólo es la más preparada, sino también la más desprotegida y con más incertidumbre que generaciones anteriores.
Abdicar es dejar el puesto a otro, no significa la desaparición de la monarquía; pero puede ser el inicio. Una institución obsoleta, corrupta y altanera como la monarquía  no tiene cabida ya en el imaginario de una sociedad justa que debemos construir. Juan Carlos se va, viene Felipe, pero también renace, y con más fuerza, la justa aspiración republicana, pero además, se fortalece la necesidad de una democracia auténtica, de un bienestar real, de una sociedad justa ahora.

martes, 27 de mayo de 2014

Elecciones Europeas. Una mirada desde la inmigración.

Finalmente, se llevaron a cabo las elecciones al parlamento europeo. 54 eurodiputados españoles han sido electos en una jornada signada por la escasa asistencia de electores y por la agradable sorpresa de los resultados de Podemos e IU, ambos suman más del 20 % de los votos en Madrid y a  nivel nacional se consolidan como tercera y cuarta fuerza electoral.
Aunque los votos alcanzados por Podemos e IU son una buena nueva electoral, principalmente para los que propugnamos políticas migratorias ; desde el enfoque de los Derechos Humanos y la libertad de circulación; el resultado nos supo a poco, sobre todo teniendo en cuenta el hartazgo ciudadano con respecto a los partidos tradicionales y gestores de la crisis en la que vivimos: PP y PSOE. Muchos no acudieron a las urnas (65 %) precisamente por no creer que esto se arregla con elecciones, o quizás temiendo los resultados de siempre, PP y PSOE arrasando en España y consolidando el bipartidismo. PSOistas (que ya no tienen nada de socialistas) y populares han sentido el rechazo en las urnas y la soberbia de saberse intocables se viene abajo; esto es consecuencia de leyes en contra del pueblo, de ponerse al lado de los poderes fácticos y servirles a costa de una creciente corrupción y del empeoramiento del nivel de vida de la población española.
Respecto a la inmigración, ni PP ni PSOE han dicho nada en la campaña, han rehuido el tema, mientras Podemos e IU han hablado de derechos y libertades, del cierre de los CIEs, de la marginación sanitaria a los "sin papeles" y de las cuchillas asesinas puestas en las vallas de Ceuta y Melilla. 

Esperamos que estos resultados electorales sean el preámbulo de una nueva manera de hacer política, de escuchar al pueblo, de sintonizar con sus demandas y de denunciar abiertamente las injusticias y macabras políticas europeas. Los inmigrantes esperamos también que se reconozca nuestro aporte a la sociedad, no sólo económico, sino también cultural, en valores, en participación. Propugnemos nuevas y mejores políticas europeas para todas y todos, que tengan como centro la persona, no los mercados, que propugne las libertades y no los controles, que hagan que los derechos sea efectivos para todos, que hagan reconocernos hermanos, iguales, dignos y libres.

miércoles, 9 de abril de 2014

LOS PARTIDOS POLITICOS Y LAS MIGRACIONES EN ESPAÑA



Desde antes del nefasto 6 de febrero, los medios de comunicación masiva han venido insistiendo en la "amenaza" de la migración, mejor dicho en la "amenaza" que suponen los inmigrantes, principalmente las personas que vienen del sur de África.  Como recordamos, el 6 de febrero de 2014, quince personas murieron en su intento de saltar la valla de Ceuta para poder ingresar a España. La acción inhumana de la policía española y la marroquí, utilizando balas de goma y la llamada "devolución en caliente" pudieron ser la causa de esas muertes. A partir allí, los medios de comunicación y los partidos políticos han visto a los inmigrantes de diferentes manera. El  Partido Popular avalando el accionar de la policía y los estamentos estatales, el PSOE pidiendo inicialmente investigación y responsabilidades que luego se fueron diluyendo hasta casi desparecer de su discurso; Izquierda Unida ha condenado los sucesos en Ceuta y ha llamado a un "encuentro con las migraciones", UPyD casi no habla de inmigración y los partidos emergentes (Podemos p.e.) se manifiestan a favor de la inmigración y los inmigrantes.
Pero el discurso desde los partidos políticos progresistas, sigue siendo de victimismo, los inmigrantes seguimos siendo "fenómeno" (como escuché decir a una dirigente de izquierdas el domingo último). En medio de la buena intención de los partidos, se dejan por el camino el enorme aporte de los inmigrantes a la sociedad española y al sueño de un mundo mejor. Parece que los inmigrante solo somos víctimas del sistema y necesitamos la "ayuda" y "cobertura" de las buenas personas e instituciones que nos cobijan y quieren escucharnos.
Por otro lado, el discurso desde los colectivos de inmigrantes sigue siendo vago e impreciso, más de protesta y NOs, que de propuesta de políticas públicas. En ese escenario, se hace urgente debatir profundamente acerca de la situación de las personas inmigrantes, su aporte a la sociedad española, las vías necesarias para una integración con derechos plenos, las políticas, leyes, programas y proyectos que se requieren para una convivencia normalizada, como premisa para la construcción de sociedades justas.
La exclusión sanitaria, los Centros de Internamiento para Extranjeros, los desahucios y un largo etcétera que padecemos los inmigrantes principalmente los "indocumentados" deben abordarse como problemas no de la inmigración, sino de la construcción de un país justo en el que inmigrantes y españoles necesitamos vivir. La vigencia de los derechos para todos y todas debe ser un paso necesario en la construcción de ese nuevo país.