sábado, 30 de marzo de 2013

¿TODOS VUELVEN?*




 Andrés Robles Chacón

Hace muchos años, César Miró escribió el hermoso vals Todos Vuelven para referirse al retorno de las personas que alguna vez salieron de sus pueblos. Pero Miró no se imaginaba, ni de lejos, que muchos peruanos emigrarían al extranjero. En la actualidad somos alrededor de tres millones los peruanos que residimos fuera de nuestro país.

Entre los años 2000 y 2011, según fuentes oficiales peruanas, habrían retornado al país alrededor de doscientos mil migrantes, muchos de ellos a partir de la crisis económica mundial, es decir a partir de 2008. Pero seguimos saliendo del país, el Perú es país de emigración neta, es decir salimos más que los que volvemos, según el INEI  (Instituto Nacional de Estadísticas e Informática) y la OIM – Perú (Organización Internacional para las Migraciones), el promedio anual de personas que abandonan nuestro país es de doscientos veinte mil.

Hasta aquí los números que muchas veces esconden las historias humanas de pobreza material y ansias de superación, y porque no, de formas de huir de realidades que a futuro se tornarían insostenibles. Las migraciones humanas tienen dos bases claramente diferenciadas: por un lado los factores de expulsión como la pobreza, la violencia, las faltas de oportunidades, la corrupción gubernamental, y otros etcéteras que nos expulsan del país; y los factores de atracción como el nivel de vida superior de los países hacia donde vamos, las libertades que en ellos se puede practicar, y las redes familiares o amicales, que muchas veces son las que determinan nuestra salida a un determinado país.

Todo esto viene a colación porque a casi dos años de gobierno “nacionalista”, otra de las promesas del entonces candidato ha sido incumplida. Como todos recordarán, antes de la segunda vuelta electoral de 2011, Ollanta Humala envió un mensaje vía youtube, a los peruanos en el exterior. En ese mensaje se comprometía a crear el vice ministerio de la comunidades de peruanos en el exterior, vamos el vice ministerio de las migraciones, además daba su palabra para impulsar el retorno. Claro, ahora lo del viceministerio ni  se menciona, en su lugar han creado, de manera rápida y entre gallos y medianoche, la Superintendencia de las Migraciones. Si, efectivamente, no hay una política integral migratoria, pero se crea una superintendencia de migraciones, cuyo personal esta sujeto al régimen laboral de la actividad privada (lo que en cristiano significa los mejores sueldos del estado). Esta entidad se encargará de la emisión de pasaportes, de la entrada y salida de las personas en Perú; y está adscrita al Ministerio del Interior y coordinará con el Ministerio de Relaciones Exteriores. Sus fondos provendrán de sus recaudaciones.

Además, en Septiembre del 2012, el gobierno envió al Congreso el Proyecto Ley 01540/2012-PE Ley de Reinserción Económico y Social para el Migrante Retornado. Esto es importante por varias razones: la ley que actualmente está en vigencia caducará el 13 de marzo, por lo que se hace impostergable que el congreso mueva ficha y apruebe este nuevo proyecto de ley o, de lo contrario, el gobierno prorrogue la vigencia de la actual ley. Ahora ambas leyes, la actual dada durante el gobierno aprista y el proyecto de ley en debate, son normas que no han contado con la participación de la población migrada; además ambas medidas tienen una visión miope de la migración, la abordan solo desde el retorno. El proyecto de ley establece la restricción de volver a salir al exterior (los que se acojan a estos beneficios tienen que prometer no salir del país en tres años) y la incorporación de los retornados en algunos programas sociales. Lo que no ve el gobierno es que el retornado vuelve al país por una crisis galopante que le ha quitado su casa, su empleo y las posibilidades de desarrollarse en el extranjero; lo que busca el retornado es trabajo y derechos laborales; claro, esto es imposible dar a los trabajadores en un modelo neoliberal como el que impera y se profundiza en el Perú que gobiernan los “nacionalistas”.

En el mes de octubre del 2012, varias asociaciones realizaron un estudio acerca del retorno, una de las conclusiones era el clamoroso desconocimiento de los incentivos al retorno, es decir, el consulado y la embajada no se habían preocupado por informar al ciudadano peruano de la existencia de la ley de retorno, a pesar que el consulado inunda nuestras bandejas de correo electrónico con anuncios de todo tipo, menos el que debe darnos a conocer. Otro resultado importante de este estudio que se realizó en la sede del consulado de Madrid, fue que menos del 10% tenía alguna intención de retornar al Perú, de ellos la gran mayoría eran varones. Ahora, también es clamorosa la desinformación acerca de los incentivos para el retorno desde las instituciones europeas. Existen ONG que brindan este apoyo, incluso pasajes y bolsa de viaje, a personas en condiciones muy apremiantes.

Pero además, en Madrid, existen organizaciones y personas que pretenden aprovechar este desconocimiento y expectativas; a saber, en una asociación vinculada al Partido Nacionalista se ha constituido “comisiones” para dialogar con las autoridades (no se sabe de donde sacan esa “representatividad”), toda una maniobra para instrumentalizar las necesidades de las personas que pretender retornar.

Así pues, los peruanos en el exterior que han decidido no retornar están a la espera de una política de protección, de medidas que les hagan sentir seguros y amparados por el estado peruano, al que contribuimos con más de 2 mil 600 millones de dólares (el 2 % del PBI), de los cuales el gobierno recauda alrededor de 500 millones de dólares vía impuestos, por año. Además, cuanta falta hacen políticas que fomenten la cultura peruana, el asociacionismo, mecanismos de participación ciudadana y toma de decisiones, la ayuda a personas que pierden sus casas, a los que están en desamparo, a los que no han podido renovar sus tarjetas de residencia y no pueden ser atendidos en la sanidad pública, a los estudiantes que a causa de los recortes en España han perdido las becas de maestrías y post grado.

A casi dos años de gobierno “nacionalista” su deuda con el pueblo que le votó sigue creciendo.


Enlaces:
Mensaje de O. Humala a los peruanos en el exterior

Creación de la Superintendencia de las Migraciones
http://www.aempresarial.com/web/solicitud_nl.php?id=164245



* Articulo publicado en el Boletín COIPE de 2013

No hay comentarios: