jueves, 6 de octubre de 2016

COLOMBIA VIVE. LA LUCHA SIGUE

Los resultados del plebiscito colombiano sobre los acuerdos de paz, han traído una sorpresa enorme entre quienes creíamos que todo el esfuerzo realizado para lograr poner fin a una guerra de más cincuenta años iba, finalmente, verse coronado con la aprobación de la población colombiana. Lastimosamente, no fue así, el NO se impuso, por escaso margen por cierto, y ahora toca volver a andar por ese camino sinuoso, largo y empedrado de las conversaciones y los acuerdos.

Los colombianos radicados en Madrid, han hecho una campaña impresionante, salvando dificultades tan grandes como las restricciones para el voto y la campaña mediática contra el SI, hecha por los poderes a quienes no conviene la paz. Aquellas fuerzas económicas y políticas que han vivido de la guerra y el miedo, han ganado el plebiscito.

Al final de la jornada del domingo 2 de octubre, un numeroso grupo de colombianos se reunió en Cibeles portando banderas, pancartas, alegría por doquier. Ese  ambiente era de optimismo y esperanza. Las miradas serenas y alegres se entrecruzaban y las cumbias y vallenatos inundaban el ambiente. Todo estaba preparado para celebrar la Paz. Al promediar las nueve de la noche, se dio por finalizado el evento y cada cual iba marchando a casa  a esperar los resultados en Colombia, "a las once y media compañeros", "a esa hora se sabrán los resultados". La diferencia horaria obligaba a una nueva espera.

 En Madrid ganó el SI. En Colombia perdió la Paz. Pero la esperanza se mantiene, Colombia merece explorar más caminos, desenmascarar y transparentar las posiciones. Las FARC han dicho que respetan la decisión popular y es un buen punto de re-partida. Hay un camino andado, queda un trecho, queda un mayor esfuerzo y una mayor solidaridad internacional. Colombia Vive, la lucha sigue.

miércoles, 10 de febrero de 2016

José Luis Gómez, activista de Podemos en Vallekas, comparte con nosotros su punto de vista sobre la situación actual. Además, rendimos homenaje a Violeta Parra, cantautora, folclorista chilena muerta hace 49 años. También música y la agenda latinoamericana.


domingo, 7 de febrero de 2016

A DOS AÑOS DE LA MUERTE DE INMIGRANTES EN EL TARAJAL


Se acaban de cumplir dos años de la muerte de 14 personas que intentaban pasar la frontera española en el Tarajal, dos años de impunidad para los causantes de estas muertes y dos años de silencios y mentiras sobre la situación de las fronteras.

Hace unos meses los policías imputados fueron declarados sin responsabilidad en las muertes; el ministro español del Interior comparó la inmigración con una goteras en el techo, la llamada Ley Mordaza legalizó las devoluciones en caliente con la oposición del movimiento social que defiende el derecho a migrar; un vendedor de CDs en Barcelona, murió en circunstancias raras tras ser perseguido por la policía catalana. Europa sigue cerrando sus fronteras a los refugiados, que siguen siendo expulsados por las guerras; Europa sigue mirando a otro lado en este invierno crudo; Europa confisca los bienes de los refugiados. Mientras, diez mil niños hijos de refugiados han desaparecido en este trayecto, muchos adultos y niños han muerto en las aguas, la orilla o de frío. Aún esperamos ver a esa Europa de los Derechos, de las libertades, de la acogida, esa Europa que se rasga las vestiduras por la violación de derechos humanos en países de Latinoamérica, mientras mira indiferente la muerte en sus costas.

Europa sigue mirando la inmigración, el asilo y el refugio como un problema de seguridad nacional. Cuando se cambie esa mirada y se diseñen políticas migratorias bajo el enfoque de los derechos y libertades, no sólo las personas migrantes, asiladas y refugiadas verán mejorar su situación, sino la misma Europa se vestirá de humanidad, solidaridad y bienestar.